Programa de Guillier propone continuar proceso constituyente y gratuidad universal

Autor: I. Caro y D. Muñoz

Documento de 126 páginas plantea la redacción de una nueva Constitución, continuando con el proceso de Bachelet. Profundiza principales reformas del actual gobierno, como avanzar al 100% de cobertura en educación superior.

Programa de Guillier propone continuar proceso constituyente y gratuidad universal

De buenas a primeras, el diagnóstico es el mismo: el documento de 126 páginas donde el candidato presidencial del PS-PPD-PR-PC-IC y MAS, Alejandro Guillier, expone sus bases programáticas tiene demasiado del programa con que Michelle Bachelet volvió a ser Presidenta de la República.

La actual Mandataria regresó de Nueva York dejando su cómoda posición como directora de ONU Mujeres, para aterrizar en 2013 como candidata con un diagnóstico -ampliamente discutido hoy- basado en los estudios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en los que su jefe de Políticas Públicas, el sociólogo Pedro Güell, trabajó en la década de los 90.

Uno de esos estudios es el que cita entre sus primeras líneas el documento programático de Guillier, que si bien fue lanzado el domingo, fue publicado este lunes en su sitio web.

El texto parte recordando el concepto de “vago malestar subjetivo” plasmado en uno de esos informes del PNUD de 1998, que revolucionaron la sociología de la época e instalaron los conceptos de “desigualdad” y el creciente “malestar social”.

Ese es el punto de partida, pues la discusión programática que propone Guillier parte desde el camino marcado por el actual gobierno, tomando la posta de un proyecto que -es altamente probable- quede inconcluso al final de este mandato: el proceso constituyente. “Hoy estamos inmersos en un proceso constituyente, porque el país tomó la decisión de contar con una nueva Carta Fundamental nacida en democracia; terminamos con el sistema electoral binominal y modificamos la ley de partidos políticos, transparentando el funcionamiento y financiamiento de estas entidades, entre otros avances”, dice el documento.

El candidato define su propuesta como “profundamente política” y que “busca corregir nuestros propios errores y cambiar el modo de hacer las cosas en Chile”.

El documento de Guillier, por cuya ausencia fue tan criticado y que era tan esperado entre los dirigentes que lo apoyan, se sitúa desde la misma visión del gobierno de Bachelet: la promoción de un Estado “que garantiza derechos y deberes”. Es en este punto donde reside la mayor similitud conceptual con el programa de la Mandataria, al proponer la promoción de un “estado social de derechos”. “Sin una nueva Constitución, no solo nacida en democracia, sino que elaborada a partir de la más amplia deliberación cívica y democrática, no tendremos ese mejor futuro. No podremos salir del presente de desigualdad y abusos que nos impone el modelo neoliberal”, se dice.

Aunque la primera medida donde Guillier busca la continuidad es en la profundización de la agenda propuesta por la Comisión Engel -donde propone, entre otras cosas, elevar las penas del cohecho y la negociación incompatible-, las principales áreas que profundizará son las reformas de Bachelet: nueva Constitución, educación y reformas tributaria y laboral.

En educación superior es donde reside quizás el mayor gesto de continuidad, volviendo a una promesa inicial de campaña de Bachelet, pero que se fue diluyendo bajo el imperio de la gradualidad: Guillier propone alcanzar gratuidad con 100% de cobertura, sin especificar plazos.

En su reforma constitucional plantea que el “poder constituyente reside en el pueblo”. “El derecho al sufragio se deberá concebir como un derecho y un deber esencial de cada ciudadano”, agrega, sin precisar si es partidario de promover la reposición del voto obligatorio. En el mismo acápite promueve una serie de cambios institucionales, siendo el mayor de ellos un régimen “semipresidencial”, promoviendo un equilibrio entre las atribuciones del Ejecutivo y el Congreso. Esta es una gran diferencia con Bachelet, quien nunca ha sido partidaria de cambiar el régimen político. En este punto hay otro guiño a Bachelet: dejar el quórum máximo en la mayoría absoluta, cuestión que también estaba presente en el programa de Bachelet, pero que no llegó a puerto. En materia económica, reconoce que no se pueden hacer cambios sin considerar el crecimiento económico. “Las crecientes demandas ciudadanas no pueden responderse sin crecimiento económico”. Plantea que los “cambios políticos” son necesarios, pero “sin rupturas, sino con diálogo y acuerdo entre los sectores público y privado”.

Propone simplificar la reforma tributaria y estudiar llegar a un sistema desintegrado total, así como una reforma al royalty minero.

(Para ver en detalle las propuestas del programa de Guillier, haz click aquí)

propuestas

 

(Fuente:  http://www.latercera.com/noticia/programa-guillier-propone-continuar-proceso-constituyente-gratuidad-universal/  y selección de El Constructor)

Osvaldo Andrade: “Todos los socialistas sabíamos que nuestros recursos estaban en el mercado financiero”

Autor: David Muñoz

El ex presidente del partido detalla cómo se relacionó con la comisión que administraba el patrimonio del PS. Reconoce que polémica abre un debate sobre la necesidad de actualizar la identidad de izquierda del partido.

Osvaldo Andrade: “Todos los socialistas sabíamos que nuestros recursos estaban en el mercado financiero”

-¿Dónde cotiza usted, compañero?

-En una AFP.

¿Y dónde están sus fondos?

-No lo sé, compañero.

-¿Usted sabe que sus fondos están en el mercado financiero, verdad?

-Pero es obligatorio.

– Sí, pero usted elige el fondo, compañero

El ex presidente del PS Osvaldo Andrade recuerda una de sus tantas conversaciones con militantes y otros dirigentes en los turbulentos días que vivió su partido tras el reportaje de Mega que lo acusaba de haber invertido su patrimonio en el mercado financiero, en empresas cuestionadas como SQM o Pampa Calichera. Andrade fue uno de los socialistas que dio explicaciones en el reportaje, pero después no volvió a hablar. Hasta ahora. El diálogo lo usa para describir lo que él cree ha sido una consecuencia de toda esta polémica: la necesidad de actualizar la visión ideológica del PS y su relación con el mundo mercantilizado de hoy. Desde su oficina distrital, en Puente Alto, el ex presidente de la Cámara entrega detalles sobre cómo funcionaba la Comisión Patrimonio del PS. Pero también habla del candidato presidencial de su partido y de la coalición oficialista, Nueva Mayoría, que cree extinta.

¿Cómo se explican las inversiones en SQM y Pampa Calichera, en autopistas, empresas eléctricas?

Se trata de recursos completamente legítimos, producto de un procedimiento legal que permitió que se nos indemnizara por los bienes confiscados en la dictadura. El PS fijó un procedimiento. Una parte de ese patrimonio había que conservarlo, no podíamos correr el riesgo de dilapidarlo y para eso se fijaron tres líneas. Activos físicos, recuperación de sedes; apoyo a la capacitación y formación, e invertir estos fondos en el sistema financiero. Lo que le permitiese al PS ,por la rentabilidad, vivir sin la necesidad de tener que recurrir a mecenas o a la empresa privada para andar pasando la poruña. Reivindico completamente lo que hizo el PS: se hizo un fideicomiso ciego voluntario. Se nominó a una comisión que duró un montón de años, con autonomía para el manejo de los recursos, con el compromiso de que la dirección no estaba informada de las empresas donde estos recursos se invertían, pero con el compromiso de que tenían que ser empresas solventes e inversiones fundamentalmente en renta fija, pues, aún cuando provocan una rentabilidad menor, nos garantizaban un buen recaudo.

¿Cómo responde al cuestionamiento ético-moral que se ha hecho al Partido Socialista?

Aquí no hay trucherías, no hay boletas, no hay facturas. No hay sociedades con nietos. El cuestionamiento que se ha planteado y ese es el punto, creo yo, es ético-político, y es si el PS está en condiciones de operar en el mercado financiero con sus recursos. Sobre todo cuando tiene una visión de política ideológica de ruptura con el sistema. Me parece que es un debate que estábamos eludiendo y que, por cierto, esto lo abre. No me quiero hacer cargo del fariseísmo de la derecha. Hasta hace cuatro meses, todo el sistema político lo único que hacía era felicitar al PS por el buen uso que había hecho de sus recursos. Otra discusión es la que se ha provocado en el PS y ahí hay también cierta hipocresía, con el mayor respeto: todos los socialistas sabíamos que estos recursos estaban en el mercado financiero. Los que no sabíamos era en qué empresas estaban.

En el reportaje hay una diferencia de opinión entre usted y Álvaro Elizalde, presidente del PS. El dice que los informes de la comisión patrimonio eran generales y que no se conocía detalle de las inversiones…

La configuración de la comisión patrimonio fue un acuerdo congresal, el mandato fue un acuerdo congresal. O sea, fue un acuerdo de la instancia máxima del PS. La comisión patrimonio entregaba en el balance que el PS presentaba al Servel todos los años la información detallada del activo físico y el activo financiero. Lo que no señalaba eran las empresas donde estos recursos estaban incorporados. Su mandato era precisamente no entregar esa información. De esa manera cautelábamos un eventual conflicto de interés que pudiera existir. Sobre todo los parlamentarios al respecto.

¿Esa información llegaba solo a la mesa directiva?

El balance se aprobaba en los congresos. El procedimiento era conocido por todo el PS. El detalle de las empresas no era conocido ni por los militantes ni por los dirigentes.

¿Es efectivo que usted preguntó si se estaba invirtiendo en empresas cuestionadas, antes de querellarse en los casos Penta y luego en SQM?

Es anterior. Cuando salió el tema Cascadas y pregunté si teníamos inversiones en Pampa Calichera. Quiero decir con mucha franqueza que, advertido por un miembro de la mesa, cuando yo era presidente del partido -estoy hablando de hace cinco años- de que pudiera ser que tuviésemos algún tipo de inversión en la empresa esta. Yo lo consulté, y al ser afirmativa la respuesta le solicité a la comisión patrimonio, porque no estaba en condiciones de instruir, que se terminara con esa inversión, cuestión que la comisión patrimonio hizo.

¿No hizo lo mismo luego, cuando salta lo de SQM?

No. Cuando yo solicité lo de Pampa Calichera, entendí que la comisión patrimonio decidió no hacer más inversiones allí. Hasta ahí me quedé. Entiendo, además, que el rescate de ese instrumento significó perder esa rentabilidad, incluso hubo que pagar una multa, aunque el detalle no lo sé. Desde la reivindicación del procedimiento, reconociendo que lo de SQM fue un error político que nos ha generado todo este lío ahora. Lo que esto ha provocado es una discusión que el PS tenía larvada. Cuál es la identidad de un partido de izquierda en una sociedad de mercado. Cuál es la identidad de un partido de izquierda como el PS que tiene una historia de reivindicación del mundo del trabajo. El PS, que entiende que su matriz ideológica era una sociedad de clase en la que estábamos al lado de los trabajadores.

Es contradictorio con lo que leyeron algunos cuando el PS apoyó a Alejandro Guillier. Se habló de que el PS había dado un giro a la izquierda…

Es parte del debate y también el tema parlamentario de las dos listas. Esto no es un problema de mecánica electoral, es parte de un debate político-ideológico. Porque, con todo respeto, cuando la candidata y la presidenta era socialista, era inevitable el rol articulador del PS. Por su densidad, por su historia, era un partido que tenía la misión de articular al centro con la izquierda. Cuando un partido se adjudica el rol de articulación, inevitablemente tiene problemas de identidad. Porque tiene que resignar muchas de sus articulaciones políticas e ideológicas en aras de construir coalición. Hoy día ese rol está agotado.

¿Cuán dañada quedó la imagen del partido?

Nos ha hecho mucho daño. Sin lugar a dudas. Fue un pencazo. Son muchos los que han dicho que hemos traicionado los ideales del partido. Entonces, cuando estoy en reuniones y compañeros dicen que ‘esto nos liquidó’… perdóneme, el PS ha soportado de todo en su historia. Para estar en este debate, sobrevivimos y hemos sobrevivido sin pedirle un puto peso a nadie.

Financiaban también las campañas del PS con el patrimonio. ¿Cómo operaba eso?

Cuando nosotros teníamos campañas o necesidades de recursos especiales, hacíamos como dirección una solicitud a la comisión patrimonio, por un monto específico. La comisión hacía liquidez y nos pasaban la plata y fijábamos un plazo de restitución. Como ellos tenían la seguridad de la restitución, porque el aporte mensual para el funcionamiento del partido salía desde allí, lo que hacíamos es que cada mes, en cada mensualidad, nos hacían el descuento de la cuota del préstamo.

¿De ahí salieron los más de mil millones que aportaron a la campaña de Michelle Bachelet?

Hicimos liquidez e hicimos un aporte desde la comisión patrimonio a la Presidenta. Esos $ 1.100 millones se los devolvimos a la comisión patrimonio, esta vez con la devolución del Servel. Como la Presidenta milita en el PS, tuvimos devolución de los votos presidenciales.

¿Es efectivo que el PS le aportó en 2013, durante su mandato, $ 18 millones a la campaña senatorial de Alejandro Guillier?

Lo hablé directamente con él. Se lo ofrecí cuando estábamos en la campaña senatorial. Me parecía que era una buena alternativa para el PS. Quiero ser más franco todavía. Le dije que me parecía que él podía ser una carta presidencial, estoy hablando de 2013. Esto se hizo en la calle París en la sede del partido y en la oficina del presidente del PS, tomándonos un café. Le dije: mire Alejandro, tengo la impresión de que usted tiene una perspectiva presidencial. Era mi intuición, olfato de viejo militante. Me interesaba apoyarlo. No teníamos cómo llevarlo, pero sí podíamos apoyarlo en la lógica de construirle una mayoría parlamentaria a la Presidenta Bachelet. El no lo requirió, habló con nosotros y devolvió el aporte. Así de simple.

¿Cuánto afecta esta polémica al hoy candidato presidencial del PS?

No tendría por qué.

¿Está debilitado el candidato Guillier, como se dijo esta semana?

Que no estemos en primarias es un problema que no va a ser fácil de soslayar. Los debates van a ser una fomedad tremenda. Confío en mi senador Ossandón, que le ponga pino (ríe), aunque ya lo tienen medio aplastado. Al margen de la broma, mi impresión de que la opción de acceder a visibilidad y acceder a ciertos recursos en las primarias, va a constituir un factor muy favorable para aquellos que lo van a tener. Hay que buscar un mecanismo para enfrentar aquello. Ha sido un poco lenta la gestión de la campaña. Hay que irrumpir con más fuerza.

No hay comando, no hay firmas, no hay programa…

El único candidato que tenía programa era Ricardo Lagos. No conozco ningún otro que lo tenga. Al candidato hay que arroparlo, pero no hay que agobiarlo.

¿Lo nota agobiado?

Noto cierta angustia de los partidos por hacer cosas y no está claro qué hacer. Entonces hay una tensión que no está bien clara. Tenemos experiencia al respecto. Al inicio de la campaña de la Presidenta Bachelet también hubo una tensión con los partidos y encontramos un punto. No digo que haya sido satisfactorio, pero encontramos un adecuado modo de relación que permitió que ella preservara una cierta idea de que estaba más allá de los partidos, pero no prescindía de ellos. Ahora no se encuentra la tonalidad. Se abruma al candidato. ‘¡El candidato tiene que ordenar a los partidos en el tema de los gobernadores!’, se dice. Pero si es un proyecto del gobierno…

¿No cree que si Guillier mostrara liderazgo, sería distinto el debate?

La pregunta es ¿qué es mostrar liderazgo? ¿Ordenar? Si es para eso, no veo ningún liderazgo. ¿Acaso Piñera tiene ordenado cómo va a concursar la derecha en las presidenciales? ¿Acaso Beatriz Sánchez tiene ordenados a los ocho o diez grupos del Frente Amplio?

¿Es un problema de conducción de los partidos, entonces?

La tarea está en encontrar el adecuado modo de relación entre los partidos con la candidatura, con sus equipos, con sus comandos. Para arroparlo pero no para agobiarlo. Cuando se sienta cómodo en ese plano, va a andar como avión.

Usted defendió en la semana que Guillier torpedeara a Carolina Goic…

¡Me parece muy bien! ¡Si está compitiendo! Ahora, claro, los partidos tenemos que conversar todo el tiempo, que en segunda vuelta nos apoyemos. Esas cosas se conversan. Pero los liderazgos tienen que concursar ante la ciudadanía. Nuestro candidato tiene que poner su punto de vista y si eso es contradictorio con Goic, con Sánchez, para eso es. Tiene que mostrar diferencias y tiene que hacerlo con pasión.

¿Sobrevivirá la coalición?

Se terminó la Nueva Mayoría. ¡Si la DC nos dijo hace tiempo que la Nueva Mayoría se terminaba con el gobierno de Bachelet! Ellos han dicho además que quieren otra cosa, de centroizquierda, sí, pero otra cosa. ¿Cómo va a continuar una coalición donde una de sus partes ya dijo que se acabó? No caigamos en el voluntarismo de la nostalgia.

 

(Fuente:https:/www.latercera.com/noticia/osvaldo-andrade-todos-los-socialistas-sabiamos-recursos-estaban-mercado-financiero/  y selección de El Constructor)

Lenín Moreno asume presidencia del Ecuador con discurso conciliador

Martín Espinoza |Miércoles 24 de mayo 2017 14:23 hrs.

lenin

Durante la mañana de hoy se congregaron mandatarios de casi todos los países de la región para asistir a la investidura del sucesor de Rafael Correa. Moreno tuvo palabras de unidad para el pueblo ecuatoriano pero fue enfático en que pretende continuar la línea de políticas de la Revolución Ciudadana. Michelle Bachelet asistió a la ceremonia.

Sin la presencia de Nicolás Maduro, como se había anunciado, se llevó a cabo la ceremonia de posesión en la que Rafael Correa traspasó la banda presidencial a su sucesor, Lenín Moreno.

Moreno, de 64 años y exvicepresidente de Correa, se convirtió en el Presidente electo de Ecuador a comienzos de abril tras imponerse en segunda vuelta con un 51% ante el opositor centroderechista Guillermo Lasso. Pero no sólo asumirá la jefatura el día de hoy, sino que también tendrá que cargar con el pesado relevo que significa tomar la posta de una “revolución ciudadana” que viene de capa caída y con la popularidad a la baja.

Durante la mañana arribaron presidentes y representantes de diferentes países del mundo. A la ceremonia llegaron los mandatarios Evo Morales de Bolivia, Pedro Pablo Kuczyknski de Perú, Horacio Cartes de Paraguay, Juan Manuel Santos de Colombia y Mauricio Macri de Argentina entre otros. También concurrieron al hito los Vicepresidentes de Cuba y El Salvador.

Entre ellos, la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet. La mandataria dio cuenta en su llegada de la fraterna relación entre ambas naciones: “Volver a reiterar toda la amistad que tenemos con Ecuador y todo el trabajo que hemos realizado con el ministro Correa. Seguiremos realizando con el presidente Lenin Moreno”, señaló Michelle Bachelet.

Poco antes de las 10 entró a las dependencias de la Asamblea Nacional el electo Lenín Moreno. A las 10 en punto, y visiblemente emocionado, hizo su ingreso al Salón Plenario “Nela Martínez”, del Palacio Legislativo, el mandatario Rafael Correa.

El domingo pasado el canciller boliviano Fernando Huanacuni había manifestado públicamente la voluntad de Evo Morales de sostener una reunión bilateral con respecto los ciudadanos detenidos en Chile. Paula Narváez, ministra vocera de Gobierno, señaló el pasado lunes que “lo que está previsto en la agenda es que ella acompañe al nuevo presidente de ese país en la ceremonia de investidura. No hay una agenda anexa a esa. Cualquier cambio será informado por Cancillería”.

El espacio se inició con un extenso discurso de José Serrano, presidente de la Asamblea Nacional, enfocado principalmente en los avances en materia de derechos económicos sociales y culturales de la Revolución Ciudadana y aprovechó de hacer un guiño al próximo Jefe de Estado: “vamos a ser un ejemplo del mundo sobre cómo realizar cambios históricos con profundo amor. Esta puede ser la característica principal de nuestro próximo mandatario: el amor por el otro, por el vecino”, declaró.

Después de la intervención del parlamentario, Lenín Moreno Garcés tomó juramento como Presidente de la República de Ecuador recibiendo la banda presidencial –bordada por una religiosa ecuatoriana- de parte de Rafael Correa.

Los gritos “Rafael, amigo, el pueblo está contigo” hacían retumbar la estructura de la Asamblea Nacional. En ese contexto Correa subió al podio, hizo una reverencia ante la bandera tricolor y abandonó el Parlamento entre saludos fraternos, vítores, el himno patrio y los honores militares.

Se retiraba Rafael Correa y era el turno de Lenín Moreno. En su discurso inicial, el ahora mandamás del gobierno ecuatoriano usó un tono conciliador. “Todos somos hechos del mismo Ecuador”, comenzó declarando. “Hoy se une la herencia del pasado, con el presente y el futuro que estamos construyendo desde hace ya 10 años”, dijo haciendo referencia al proceso iniciado por Correa. “Hoy concluye una época que deja al país con realidades y objetivos más claros. Son diez años de educación y salud. Un decenio en el que forjamos las bases para vivir con energía limpia y propia. Son diez años de haber sido testigos de la construcción de caminos, puentes, puertos y aeropuertos, de la recuperación del autoestima, el orgullo y el sentido de pertenencia de los ecuatorianos. Y mucho, muchísimo más. Este proceso tiene un pueblo entero y tiene un nombre: revolución ciudadana”, sentenció.

Moreno no dudó en deshacerse en loas para su antecesor: “Los pueblos hacen la historia, pero los líderes aceleran los procesos. Esta revolución tiene un líder: Rafael Correa Delgado. Gracias, Rafael, hasta siempre, hermano querido”, pronunció. “Ha concluido una etapa que tiene aciertos y errores, y empieza otra, más difícil, porque no solo hay que afianzar los logros, sino mejorarlos. Queda mucho por hacer. Desde hoy me debo a todos y respeto a todos. Trabajaré para que nadie se quede atrás. El futuro no espera, el futuro es ahora”, afirmó dejando en claro su orientación conciliadora y unificadora.

Moreno ofrecerá un almuerzo para los jefes de Estado que asistieron al acto de Transmisión de Mando. La instancia se llevará a cabo en el Palacio de Cristal del Centro Cultural Itchimbía y la presidenta Bachelet será una de las invitadas.

 

(Fuente:  http://radio.uchile.cl/2017/05/24/lenin-moreno-asume-presidencia-del-ecuador-con-discurso-conciliador/  y selección de El Constructor)

Las novedades del gabinete presidencial de Lenín Moreno

Las novedades del gabinete presidencial de Lenín Moreno

 Aunque el nuevo mandatario de Ecuador, Lenín Moreno, elimina en su gabinete los ministerios coordinadores, dividió uno de los ministerios, por lo que a los 22 que existían en la era de Rafael Correa, se suma otro. Lenín Moreno tendrá 23 ministerios

NOTICIAS RELACIONADAS

  • 14 funcionarios de Rafael Correa se mantienen en gabinete de Lenín Moreno

    El Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca se divide y queda ahora solo como Ministerio de Agricultura; se adiciona entonces el Ministerio de Acuicultura.

    La polémica Secretaría del Buen Vivir, a cargo del periodista Freddy Ehlers, desaparece, pero Lenín la reemplazará con su promesa de campaña denominada Programa ‘Toda una vida’, cuya encargada será Irina Cabezas, quien antes fue legisladora y actualmente se desempeñaba como embajadora en Honduras.

    Patricio Rivera, quien ejerció como Ministro de Finanzas y Coordinador de Política Económica en el gobierno de Rafael Correa, ha sido nombrado como Consejero Presidencial para Política Económica.

    El Secretario de la Presidencia, Eduardo Enrique Mangas, es un funcionario nacido en Nicaragua y que cuenta con más de 20 años de experiencia como asesor de derechos humanos, políticas públicas y planificación. Además, fue el delegado de Moreno para el proceso de transición presidencial.

    Para el puesto que ahora ocupa Alexis Mera se ha designado a Johana Pesántez, quien fuera Ministra de Justicia.

    Tres ministros de Correa se quedan en el cargo como la de Salud Verónica Espinosa, el de Minería Javier Córdova y Paola Pabón, de Gestión de la Política. 

    Un gabinete de mediana edad

    La edad promedio de los ministros de Lenín Moreno es de 45 años, porque al menos nueve han nacido en los años 70; otros siete ministros nacieron en los años 60.

    Pero también hay funcionarios algo mayores, como los nuevos ministros de Cultura y Telecomunicaciones del gabinete de Lenín Moreno, Raúl Pérez Torres y Guillermo León, nacidos en 1941 y 1947, respectivamente.

    Otros dos ministros nacieron en 1952 y 1953. Ellos son Carlos Pérez García, de Hidrocarburos; y Eva García, de Industrias y Productividad. Son contemporáneos de quien será su jefe, el mandatario electo Lenín Moreno, nacido en 1953.

    Tan solo tres ministros son nacidos en los primeros años de la década del 80. (I)

    te puede interesar

ME-O inscribió su candidatura por tercera vez: “Estoy más fuerte que nunca”

El candidato del PRO enfatizó que “estos dos años de ataques me han fortalecido”.

 ME-O inscribió su candidatura por tercera vez:

Hasta el Servicio Electoral (Servel) llegó Marco Enríquez-Ominami para inscribir su candidatura por tercera vez.

“Estoy más fuerte que nunca. Estos dos años de ataques me han fortalecido”, dijo,

Al lugar llegó acompañado de varios de sus adherentes, donde se refirió a las investigaciones en su contra. “Basta de silencio, reconozco que me equivoqué, guardé silencio demasiado tiempo (…) Yo soy responsable de ese silencio, se acabó el silencio”, sostuvo.

En esa misma línea, el candidato del PRO aseguró que “sabemos que hay polémicas a las que se me ha querido arrastrar, algunos se sorprenden que yo sea candidato a pesar de las polémicas, quiero decirles que después de dos años no hay, ni habrá ninguna prueba de las polémicas en que me quieren involucrar”.

“No tengo ningún problema en las investigaciones, ojalá todos seamos investigados, porque es de un inocente estar disponible”, indicó. 

Asimismo, Enríquez-Ominami cuestionó al expresidente Sebastián Piñera. “Nunca he visto un candidato que aprenda menos que Piñera, que insiste en el copago y en negar la realidad. Él quiere ser Presidente de Bancard”, indicó.

“Hay un Presidente de Chile que se enriqueció en Perú, mientras estábamos todos defendiendo la soberanía de Chile, de eso no se habla”, sentenció.

 

(Fuente:  http://www.adnradio.cl/noticias/politica/meo-inscribio-su-candidatura-por-tercera-vez-estoy-mas-fuerte-que-nunca/20170519/nota/3468248.aspx  y selección de El Constructor)